martes, 4 de junio de 2013

La creencia de algo mas grande que un equipo de futbol .

      La simbología de un escudo tan grande como el del Real Betis Balompie , me dio un nuevo apunte en mi  vida bética , si , nuevamente me dio una razón mas para saber  que esto del sentimiento verdiblanco es inenarrable , profundo y para desgracia de algunos inentendible .

     A esos de las 19,30 entramos en el Ciudad de Valencia , la ideología y el futuro halagüeño que nos brindaba su majestad el Real Betis Balompie nos hizo nuevamente viajar hacia Valencia , con un grupo de amigos verdiblancos , con un mismo propósito , vivir en verdiblanco otro dia para el recuerdo en modo Betis . Llego el descanso y el Betis hacia su papel de Betis , con la derrota y el marcador de otros campos , lo de Europa pasaba por empatar mínimo ..... Pero todo paso a un segundo plano , cuando se presento Agustín , mínimo peinaban sus canas 65 años , me presente y entonces empezó un relato tras otro en verdiblanco .

     Me contó que era de Barcelona , donde Villamarin se hace presente , donde su majestad , se siente en casa y entres unos ojos emocionados me dijo, soy del Betis ,que grande es el Betis y de hay no salia , me decía una y otra vez , el presumía de haber bajado a la ciudad del Betis , asi le llamaba el a Sevilla una sola vez , en un derbi , donde perdio 3-0 y seguida mente le acompaño una lágrima que decía , aun recuerdo la derrota y toda la afición desplazada a Nervion cantando el Betis , Betis , Betis al terminar el partido , me enseño su brazo y sus vellos delataban algo inenarrable , algo difícil de entender por el que no ha nacido con las trece barras de ideología , me dio un fuerte abrazo y seguimos viendo el partido .

    Desde aquel relato , todo lo demás y apesar del logro europeo paso a un segundo plano y es que el Betis siempre deja relatos , que superan a lo ultimo vivido , dejan reflexiones que uno no llegar a entender y es que mi paseo y mi idiosincracia verdirblanca , no me dejan ver lo difícil que seria estar a mas de mil kilómetros de mi Betis , pero la vivencia con Agustin me dejo a las claras que el sentimiento verdiblanco va mas halla de los kilometros , va mas halla de lo impensable , se siente en el corazón y con el corazón verdiblanco , nadie puede .




                                                                       PD: Va por ti Agustín .


   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada